SaltimBrinco

Saltimbrinco es un juego, donde cada palabra tiene su intención.
Saltimbrinco es un juglar, es una canción.
Saltimbrinco tiene su raiz en Brasil, jugando descalzo.
Saltimbrinco es una luz, es un fueguito.
Saltimbrinco es lo que me de la gana, que para eso lo escribo yo.
Saltimbrinco no salta... vuela.
Saltimbrinco es un bombo y un platillo, música para los dedos de tus pies.
Saltimbrinco es una letanía, una bienaventuranza, una oración laica.
Saltimbrinco entra por tus sentidos y se aloja en algún rincón de tu sombra.
Saltimbrinco es un reproche. Es una rabieta.
Saltimbrinco roba trocitos de cristal del cielo para dejarlos en tu puerta.
Saltimbrinco es mi literatura en las raices de tu boca.
Saltimbrinco es armonía. Es la melodía de mi alma.


Saltimbrinco te da la bienvenida a su casa... ten cuidado con el perro que puede morder.



miércoles, 24 de octubre de 2012

EN TIEMPOS DE CRISIS

En tiempos de crisis hínchate de mandarinas;
     Respira hondo, que el viento es gratix;
Derrocha tiempos, cronometra espacios;
     Pásale factura al reloj.

En tiempos de crisis malgasta tus sonrisas;
     Destroza corazones, luce el plamito en la playa
Guiña el ojo, crea piropos, enamórate cien veces (si te dejan);

En tiempos de crisis  duerme al raso;
     Regala estrellas, llénate las manos de rayos de sol.

En tiempos de crisis estudia movimientos;
     Planea utopías, cultiva tu imaginación;

En tiempos de crisis practica el sexo seguro;
     Sexo autoservicio, sexo de usar y tirar;

En tiempos de crisis escribe canciones;
     y canta a voz en grito, que hasta el agua escasea.

En tiempos de crisis describe cielos e infiernos.
En tiempos de crisis consume amigos y enemigos
En tiempos de crisis...

lunes, 27 de agosto de 2012

El Taller de los 4 Elementos


Tengo un maestro artesano
Que hace MÁSCARAS de viento
Que susurra con su aliento
Canciones de libertad
Sopla girones de niebla
Y desplaza el mal augurio
Oreando trapos sucios
Ventilando la verdad

Tengo un hermano artesano
Que hace MÁSCARAS de agua
Que revuelve en tus enaguas
Hasta hacerte sonreír
Tiñe de furia las olas
Que reviven su venganza
Mientras el mar, avanza y avanza
Arrastrando el porvenir

Tengo un amigo artesano
Que hace MÁSCARAS de tierra
Caretas de arcilla seca
Donde hundirte en tus raíces
Las hace de fría roca
De montañas despiadadas
Con desiertos decoradas
 Cubiertas de cicatrices

Tengo un vecino artesano
Que hace MÁSCARAS de fuego
Con sus propias reglas de juego
Que cauteriza tus heridas
Máscaras que al mirarlas
Queman y abrasan tu alma
Siembran ardores, infunden calma
Mezclan pasiones fundidas

Tengo un alma desnuda y un armario con mil MÁSCARAS
Pero no se si tengo tantas cosas para esconder... por no usarlas.

martes, 31 de julio de 2012

TEXTO COMPROMETIDO


ESTO ES UN TEXTO COMPROMETIDO

Todas las promesas que le hice alguna vez… a la basura.
Todas las preocupaciones que pasamos juntos… a la basura.
Todos los momentos de tedio o alegría… a la basura.
Todas las gafas que nos pusimos para ver el mundo diferente… a la basura.
Todos los recuerdos y las telarañas del pasado… a la basura.
Todo el rubor y las sonrisas… a la basura!!

Esto es un texto comprometido, pero no porque en él esté haciendo alguna proposición, que también, sino porque me compromete ponerme delante de ti a escribirte y describirte y leerte en primera persona:

Y decirte que tenemos un futuro por delante.
Juntos.

Y escribirte que te quiero en las ondas de los charcos.

Y cantarte al oído canciones que aún no he escrito.
Canciones que aun no he cantado.

Y salir desnudo a pasear por tu mente;
y tu por la mía;
y juntos por la de otros que nos miran con envidia y deseo.

Y  soñar que eres solo mía.

domingo, 1 de julio de 2012

EL NIÑO DE MIRADA TRISTE

El niño de mirada triste no tiene amigos.
Lejos del pueblo tiembla de frío.
Pisando el albero me espía escondido.

Él sabe que es ya mayor pero aún no ha crecido.
El niño de mirada triste sueña contigo.
Escucha música, siente el sonido, entrecierra el ojo, pierde el sentido.

El niño que no sonríe se encuentra perdido...
Sin casa, sin zapatos, sin despensa, sin amigos...
El niño espera paciente algún dios que le de abrigo.

El niño que no tiene amigos parece que dormido...
Paciente y distante, frágil, pasivo;
sólo su mirada triste será su testigo.

Le miro, le busco, me esquiva, le esquivo.
La mirada del niño triste reusa mi auxilio.
El niño de mirada triste no tiene amigos...

(San Miguel de Valero. 30/06/12. 
Mayalde Tradicional y Folk on Crest)

lunes, 28 de mayo de 2012

TWITTERATURA 4: SOMBRERO

Clavó los ojos en la luna llena y comprendió que pronto dejaría de ser un caballero para convertirse en una bestia.

Tal vez un poco de blues podría servir para acortar las distancias entre ellos. Tal vez aquella noche. Tal vez.

Champagne. Fresas. Magia. Nosotros. La luna. Tu cuerpo. Mi naturaleza. La pasión. El sexo... No puedo prometer ser un caballero.

Si me llevas  te enseño donde está mi jardín secreto... No se lo cuentes a nadie, pero desde allí puedo espiar a la luna.

Era curioso aquel espantapájaros: una rama seca, un viejo sombrero y la magia de la luna. Lástima que solo funcionase de noche.

Podrá ser esquiva, fría o taciturna, ¿pero acaso no merece ella también tener a alguien que la haga feliz?

- ¿Te veré esta noche? - preguntó - Tal no puedas verme, pero sabrás que estoy ahí, a tu lado, perenne.

Me van a hacer falta mis estrellas esta noche. Si me las devuelves, te digo donde tengo escondido tu sombrero.




Microrrelatos escritos para el concurso Twitteratura de la plataforma Donde Lees Tu, perteneciente a la Fundación Germán Sánchez Ruipérez

TWITTERATURA 3: FARO




No soy importante, no he hecho nada para merecer tu respeto, pero confia en mí y déjame ser tu guía, prometo mostrarte la luz.

Descansa, mi cielo, y no temas a los monstruos ni a las pesadillas, que hoy dormiremos toda la noche con la luz encendida.

Yo se que mientras tu corazón habita en la luz, en realidad tu alma es provocar y no dejas de intentar excitar al cielo.

-Disculpe, por favor ¿Cómo podría llegar a Alejandría? - Muy sencillo: Siga a aquel Faro.

Al Amanecer se apagó la luz del faro y a la gaviota se le enfriaron las plumas. Supo así que era el momento de echar a volar.

Mamá-Gaviota está tranquila; el calor intermitente del faro mantendrá caliente el nido toda la noche.



Microrrelatos escritos para el concurso Twitteratura de la plataforma Donde Lees Tu, perteneciente a la Fundación Germán Sánchez Ruipérez

TWITTERATURA 2: CARRETERA

No era importante el camino que dejaba atrás, sino el que aún estaba por descubrir.

Observando la línea recta que dibujaba aquella carretera concluyó que su vida sería distinta si tuviese las curvas de una mujer.

El espectro del asfalto bajo mis pies me hacía presagiar que estábamos cada vez mas lejos el uno del otro.

¿Quién será el osado que me sacará de mi letargo?¿Quién me cubrirá de pasos y dirigirá mi Norte? ¿Quién me llevará hacia @Dondeleestu?



Microrrelatos escritos para el concurso Twitteratura de la plataforma Donde Lees Tu, perteneciente a la Fundación Germán Sánchez Ruipérez

TWITTERATURA 1: TIOVIVO

Fotografía de Jose P. Gegúndez


Galopaba incansable hacia la libertad persiguiendo nubes de azúcar y manzanas de caramelo; ignorando el hechizo que le retenía.



No necesitaba tener alas, sólo tenía que aprovechar su coraje y la fuerza centrífuga para conseguir volar.




Cerró los ojos muy muy fuerte y se puso las gafas de pedir deseos: quería que al volver a mirar aquel caballo echase a volar...




Microrrelatos escritos para el concurso Twitteratura de la plataforma Donde Lees Tu, perteneciente a la Fundación Germán Sánchez Ruipérez

lunes, 14 de mayo de 2012

TWITTERATURA

No daba yo un duro ni siquiera por poder aparecer entre los favoritos, cuando cual es mi sorpresa que me dicen que mi microrrelato ha sido ganador semanal del concurso de Twitteratura de la página "Donde lees tú" (@dondeleestu - www.dondeleestu.com) vinculada a la Fundación Germán Sánchez Ruipérez.

El Concurso, en el cual se participa a través de la Red Social Twitter, consiste en lanzar microrrelatos sobre una foto que se publica semanalmente.
Todo el mundo puede participar.
Todo el mundo está invitado.
El nivel es alto; la imaginación es potente en estados de crisis.
Cualquiera puede ganar, pero motiva ponerle voz a una imagen que tiene tanto que decir...

La foto en cuestión, fue un pedazo de obra de José Pérez Gegúndez, la cual no puedo compartir por miedo a la SGAE y sus derechos de autores, pero que podéis ver en la la web del concurso o pinchando directamente sobre este enlace.

Y la historia que me inspiró la siguiente:



No me llevo nada material (de momento solo soy un ganador semanal y el concurso dura cuatro semanas); solo me llevo un reconocimiento, (que ya es demasiado para mi... pues el simple hecho de estar entre los cuatro relatos seleccionados, ya es todo todo un privilegio) y el saber que mis palabras serán publicadas en un libro digital. 


Enhorabuena a todos los participantes, ¡porque el nivel es enorme!
 Muchas gracias al jurado. Muchas gracias a la organización. 

PERO SOBRETODO 
muchas gracias a todos los que durante tiempo habéis hecho posible que SALTIMBRINCO, a pesar de las lagunas del tiempo, siga sobreviviendo y creando.
GRACIAS

lunes, 5 de marzo de 2012

EL ÁRBOL DEL SEXO


El árbol del sexo está en un jardín discreto al fondo del parque, rodeado de frutales y hortalizas. Su sombra recoge los musgos perversos; en sus ramas se albergan nidos mancillados de lujuria; sus brotes tiernos se insinúan en pecado; y en sus raíces habitan civilizaciones enteras de seres umbríos que no muestran la cara y no dan la espalda.

El árbol del sexo reprime en silencio los gritos de placer de los animales que en la noche buscan cobijo. Y les cede el calor de su pecho. Y les besa la frente, la cara… el cuello. Y les sopla su aliento detrás de las orejas provocándoles súbitos escalofríos, instintos lascivos e impulsos salvajes.

El árbol del sexo te canta canciones y te invita a jugar a su lado: a juegos tibios y furtivos para niños; provocadores y apasionados para los jóvenes; correctos y rutinarios para los adultos; prohibidos y verdes para los viejos.

El árbol del sexo no es precisamente bello.

El árbol del sexo es animal. Es deseo. El árbol del sexo se deja mecer en los días de viento, sintiendo en sus ramas el cosquilleo genital de un éxtasis auto-inducido.

El árbol del sexo no tiene corazones tatuados en la corteza, eso se le reserva para el árbol del amor, que curiosamente se encuentra en el lado opuesto del parque.


Dicen las malas lenguas que las raíces de estos dos árboles se extienden bajo tierra y que, en algún punto de lo más profundo, llegan a tocarse… a rozarse… a fundirse en un delicado y placentero orgasmo.