SaltimBrinco

Saltimbrinco es un juego, donde cada palabra tiene su intención.
Saltimbrinco es un juglar, es una canción.
Saltimbrinco tiene su raiz en Brasil, jugando descalzo.
Saltimbrinco es una luz, es un fueguito.
Saltimbrinco es lo que me de la gana, que para eso lo escribo yo.
Saltimbrinco no salta... vuela.
Saltimbrinco es un bombo y un platillo, música para los dedos de tus pies.
Saltimbrinco es una letanía, una bienaventuranza, una oración laica.
Saltimbrinco entra por tus sentidos y se aloja en algún rincón de tu sombra.
Saltimbrinco es un reproche. Es una rabieta.
Saltimbrinco roba trocitos de cristal del cielo para dejarlos en tu puerta.
Saltimbrinco es mi literatura en las raices de tu boca.
Saltimbrinco es armonía. Es la melodía de mi alma.


Saltimbrinco te da la bienvenida a su casa... ten cuidado con el perro que puede morder.



miércoles, 13 de enero de 2010

EL COMPOSITOR DE TORMENTAS

Tenemos una nueva obra de Andrés Pascual.
Para los que "El Guardián de la Flor de Loto" sirvió de texto de referencia, su autor nos presenta otro texto de similares características, "El Compositor de Tormentas".
Según las críticas, otro viaje alucinante para adentrarse en las profundidades de Madagascar (donde antaño fue el Himalaya). Otra aventura llena de paisajes sorprendentes, energía y culturas.
De momento ya está en mi mesilla (gracias Belén por regalármelo por tu cumpleaños)... ahora habrá que ver que duendes salen cuando se abran las tapas.

No hay comentarios: