SaltimBrinco

Saltimbrinco es un juego, donde cada palabra tiene su intención.
Saltimbrinco es un juglar, es una canción.
Saltimbrinco tiene su raiz en Brasil, jugando descalzo.
Saltimbrinco es una luz, es un fueguito.
Saltimbrinco es lo que me de la gana, que para eso lo escribo yo.
Saltimbrinco no salta... vuela.
Saltimbrinco es un bombo y un platillo, música para los dedos de tus pies.
Saltimbrinco es una letanía, una bienaventuranza, una oración laica.
Saltimbrinco entra por tus sentidos y se aloja en algún rincón de tu sombra.
Saltimbrinco es un reproche. Es una rabieta.
Saltimbrinco roba trocitos de cristal del cielo para dejarlos en tu puerta.
Saltimbrinco es mi literatura en las raices de tu boca.
Saltimbrinco es armonía. Es la melodía de mi alma.


Saltimbrinco te da la bienvenida a su casa... ten cuidado con el perro que puede morder.



lunes, 7 de noviembre de 2011

Y PODER


Y poder saltar al vacío sin el miedo de romper… las alas contra el suelo
Quedando el cielo lleno de incertidumbre pasajera

Y poder cortar lo sano por lo sano y arrancar… la memoria de un tirón
Ver como echa a arder tu vida entera en una hoguera

Y poder contar los números rojos y hacer… borrón y cuenta nueva
Comenzar por el principio sin papel ni cremallera

Y poder describir la armonía y el compás… del latir de tu canción
Cantándolo a las nubes hasta hacerlo mi bandera

Y poder mirar atrás sin temor de los errores… y la nostalgia
Y poder cerrar los ojos viendo solo oscuridad
Y poder recuperar el ritmo normal de tu corazón
Y poder hablarle de tú a tú al mundo
Y poder recuperar el sentido
Y poder vaciar los bolsillos
Y poder cantarte al oído
Y poder mirar adelante
Y poder callar
Y poder soñar
Y poder elegir
Y poder

No hay comentarios: